La medicina y cirugía sin sangre es una opción cada vez más demandada. El llamado
Patient Blood Management (gestión de la sangre centrada en el paciente) es el uso de técnicas médicas y quirúrgicas, basadas en la evidencia científica, para optimizar y recuperar la propia sangre del paciente y minimizar o evitar la necesidad de transfusión de componentes sanguíneos de donantes.

Basándose en su derecho como pacientes a escoger el tratamiento, un número cada vez más amplio de pacientes declinan el uso de sangre o hemoderivados por diferentes motivos éticos, religiosos, médicos o personales. Hay colectivos que lo hacen por creencias religiosas, algunos como resultado de su preocupación por la salud, otros son conocedores de las posibles complicaciones derivadas del uso de la sangre o quiénes apuntan otras convicciones personales.

La experiencia de los médicos especializados, con actuaciones de prevención y anticipación, sumada a la personalización del tratamiento y el empleo de técnicas mínimamente invasivas, favorecen escoger esta opción.

Beneficios de la medicina y la cirugía sin sangre

  • Respeta las necesidades de los pacientes para quienes la transfusión de sangre no es una opción.
  • Reduce las posibles infecciones y otras complicaciones asociadas a las transfusiones. La evidencia científica apunta a tasas más bajas de complicaciones postoperatorias más graves, incluidos ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares e infecciones; disminución del riesgo de complicaciones inmunológicas y reacciones alérgicas; menos exposición a virus e infecciones transmitidos por la sangre; y sin riesgo de recibir el tipo de sangre incorrecto.
  • El paciente se recupera más rápidamente.
  • Se reduce el tiempo de hospitalización.
  • Contribuye a preservar un bien escaso, como es la sangre, reservándola a aquellos pacientes para los que es estrictamente necesario.

Más de 30 años ofreciendo la garantía de la medicina y cirugía sin sangre

Todo ello ha impulsado a Gescobert a crear pólizas que cubren la medicina y cirugía sin sangre. Para poder dar este servicio único, desde hace más de 30 años visitamos anualmente a cientos de equipos médicos por toda España dispuestos a respetar esta exigencia de nuestros asegurados. Fruto de ello, tenemos disponibles médicos y cirujanos las 24 horas los 365 días del año.

La cláusula de cirugía sin sangre incluida en nuestras pólizas de salud garantiza el derecho de los beneficiarios a ser operados y tratados sin el uso de sangre y de sus derivados (sangre completa, eritrocitos, leucocitos, plaquetas o plasma).

Nuestras pólizas de cirugía sin sangre garantizan:

  • Servicio de localización de cirujanos y especialistas a nivel nacional 24 horas/365 días
  • Urgencias médicas
  • Tratamientos especiales preoperatorias
  • Cirugía cardiaca
  • Torácica y vascular
  • Cirugía oral y maxilofacial
  • Cirugía ortopédica
  • Cuidados intensivos
  • Hematología
  • Obstetricia
  • Oncología
  • Otorrinolaringología
  • Urología
  • Tratamientos oncológicos sin sangre
  • Tratamientos preventivos del sangrado
  • Medios técnicos y farmacológicos durante la intervención quirúrgica